spa agua balneario
Fotografía: https://visit.baden-baden.de/en/media/attractions/caracalla-spa
¿Es SPA una expresión de la antigua Roma?

En la actualidad cada vez que escuchamos o pronunciamos la palabra SPA automáticamente la asociamos a un establecimiento donde se ofrecen servicios relacionados con el bienestar y la salud corporal, principalmente vinculado a la aplicación del agua como terapia. Si las aguas provienen de un manantial y son mineromedicinales, con propiedades que tienen efectos beneficiosos sobre el organismo, el lugar pasa a tener la condición de balneario.

Hay diferentes explicaciones al origen de esta palabra y la verdad es que la mayoría están bien fundamentadas y tienen tras de sí bastante información y fuentes de referencias.

La mayoría de los expertos atribuyen el origen de esta denominación al pueblo belga de Spa muy conocido desde la antigüedad por sus baños de aguas termales y sus propiedades curativas, frecuentado por nobles, y que acabó por extender su nombre a todos los establecimientos de similares características, incluso lo menciona Plinio el Viejo en su Naturalis Historia (c. 77-79 dC.). Actualmente ésta parece ser la explicación más aceptada.

Sin embargo, otras fuentes afirman que ‘SPA’ son las siglas de la frase latina “Salus/Sanum per aquam” o “Sanitas per aquam” es decir, salud a través del agua y que incluso ‘se han encontrado inscripciones en paredes de las antiguas termas romanas’.

Esta interpretación es muy interesante dada la importancia que la cultura romana en general concedieron al agua. Los baños o termas, palabra que deriva de la latina thermae y ésta del griego θερμός (thermos = caliente), son un elemento esencial en la vida urbana romana.

Algunas ciudades se crearon en torno a estos enclaves; son famosas en Europa Baden Baden en Alemania y Bath en Inglaterra. Ambas palabras significan precisamente “los baños”. El nombre romano de la alemana era Aquae Aureliae (Aguas de Aurelio); Aquae Sulis (Aguas de Sulis, nombre de una diosa) el de la británica.

Son numerosas también las ciudades que se llaman Caldas, nombre evidente procedente de Aquae Calidae, Aguas calientes.

Posts Relacionados